30 años de la muerte de Hernán Restrepo D.

Por Julio Betancur C.

Hoy volvemos a evocar la personalidad del más grande maestro de maestros del periodismo de farándula, además el hombre que le imprimió su propio sello al catálogo de la RCA Víctor, conocedor como pocos del folclor colombiano, don Hernán Restrepo Duque, al cumplirse 30 años de su muerte, víctima de un infarto, cuando regresaba a su hogar.
Para toda la generación de los años 60 y 70 de la radio, fue nuestro guía en el mundo de la música, desde su programa diario a las 10:30 de la noche en la cadena Caracol, Radiolente, cuyo tema musical grabó Mario Clavel…
Por Hernán Restrepo Duque, el mundo conoció a la Negra Grande de Colombia, Leonor González Mina, que lanzó al estrellato en la RCA Víctor, al igual que las grandes estrellas colombianas de los años 60ª, 70ª y de los 80ª.
Convenció al maestro de maestros Jaime Llano González, para grabar el álbum Postales de Colombia, con música tropical, que se convirtió en suceso internacional.

Como decíamos hace algunos años aquí en la ColumnaVIP: Con Hernán Restrepo Duque, los muchachos de entonces: Alberto Lebrúm, Javier García Muñoz, Humberto Moreno Cortés, Fernando Vera Ángel, Alberto Gómez –de Mundo Musical-, Carlos E. Serna S., Federico Montoya Mejía y este servidor, una noche en la Vieja Tranquera, donde después estuvo por años y años Los Recuerdos de Colombia, creamos la Asociación Colombiana de Comentaristas del Disco –SACODI- y claro, nombramos presidente a Hernán Restrepo Duque, quien corría con los gastos de las cervezas y empanadas… Además, con su membresía, nos abrió las puertas del Club Medellín a muchos de los socios de SACODI.
Hace 30 años, en la mañana del 10 de noviembre de 1991 estábamos escribiendo la ColumnaVIP, para el periódico El Colombiano, cuando nos sorprendió la noticia, la muerte de Hernán Restrepo Duque, quien había salido de su residencia al Club Medellín para recoger empanadas para compartir con su familia y nunca regresó al hogar de su esposa Marina.
En tiempos de la Radio 15, Hernán Restrepo Duque, todos los sábados dedicaba las mañanas a acompañarnos con Alberto Lebrún, Javier García Muñoz, Humberto Moreno Cortés, Alberto Gómez, Fernando Vera Ángel, a realizar el especial musical de la semana con todas las novedades de la música del mundo.

Fueron muchas las noches de bohemia con grandes artistas, incluida una amanecida en el Jardín Pilsen, terminada la función en el Teatro Junín y después prolongada la mañana con José Alfredo Jiménez, con su mariachi y las canciones que pedía Hernán Restrepo Duque…. Esa madrugada estrenó “Muchacha Bonita”.
Con Marco Antonio Muñiz, fue otra noche inolvidable, después de la presentación en el Teatro Junín, en el estudio Luis Uribe Bueno, fuimos invitados por Restrepo Duque, a la grabación de los temas “Entrega Total” y “Gracias”, acompañado del Trio Colombia.
Hoy volvemos a recordar ese 11 de noviembre de 1991 cuando acompañamos en Campos de Paz, los despojos mortales del más grande de los personajes del mundo taurino, Hernán Restrepo Duque, quien por años formó una formidable llave con Don Ramón Ospina Marulanda y dominaron la sintonía en las principales plazas de toros de Colombia.
Hernán Restrepo Duque, fue colaborador permanente del diario El Espectador y todavía recordamos las historias de personajes como Agustín Lara y su María Bonita, María Félix.
Esa tarde en Campos de Paz, en la despedida de Hernán Restrepo Duque, se escuchó al tenor Jorge Ochoa uno de los creadores con Gustavo López de los coros Cantares de Colombia, entonar el pasillo del maestro Alfonso Garavito “El Día de la Fuga”: Un día hará la fuga mi espíritu / la noche coronará mi sueño con su silencio grande, / mudo será el olvido, mudo será el reproche / y mudo será entonces hasta el gorjeo del ave. / No arrancará una lágrima mi fuga / no habrá ojos que vierten una gota de llanto si me ausento / definitivamente, por los espacios rojos / donde ya no se escucha ni la canción del viento…
Hoy 30 años después, sí que siguen haciendo falta líderes de la industria fonográfica de las calidades de Hernán Restrepo Duque, quien, en una noche de bohemia, nos confesó: “Vea hombre Julio, una de mis grandes equivocaciones, en 1960 me ofrecieron un tema tropical, la verdad no creí en ella, un año después, Emilio Fortú la lanzó en su sello Tropical y fue el éxito de la década… “La pollera colorá”, pero además la obra fue registrada en la editorial musical de Sonolux donde trabajé, en Sono Inter”.

Un comentario sobre «30 años de la muerte de Hernán Restrepo D.»

  1. Fue mucho lo que aprendí de Hernán…Lo mas importante, que toda la m’úsica producida en América latina está muy ligada entre sí, y que toda ella, sea posiblemente, el más importante aporte a la cultura universal…cuando lo invité a visitar Puerto Rico, dejó asombrados a los boricuas, por su sabiduría, su simpatía, su bondad….Inolvidable…Cristóbal Díaz Ayala

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: