Lina Vélez: Unas palabras para la historia

La ColumnaVIP ofrece a todos sus lectores, unas palabras para la historia, nacidas del corazón de una líder Lina Vélez de Nicholls, pronunciadas durante la ceremonia privada donde recibió la máxima distinción de la patria la Orden Gran Cruz de Boyacá Grado Caballero. Con el perdón de Lina Vélez, no podíamos privar a las audiencias de este texto importante:
«Señor presidente Iván Duque Márquez
Señores representantes del gobierno nacional
Querido gobernador Aníbal Gaviria
Dr. Gabriel Harry y de más miembros junta directiva CCMA
Manolo, Luisi y juanpa, Tono y Juli, Martín y Fernando.
En palabras de Borges “Lo único que no existe es el olvido”. Tengo hacia usted señor presidente los más frescos recuerdos cuando hace ya 40 años Iván Duque Escobar, su padre como gobernador de Antioquia posesionaba a José Jaime Nicholls como alcalde de Medellín y usted un niño de escasos 5 años impecablemente vestido “a lo cachaco” con pantalón corto, correa y corbata preguntaba todos los detalles de la geografía de Antioquia, recuerdo por ejemplo una pregunta precisa: ¿Que quiere decir Amaga? Lo recuerdo años después, recién casado, celebrando la llegada de María Juliana a Washington mientras trabajábamos para celebrar la asamblea 50 del BID en Medellín. Hace ya más de 10 años se preparaba para ser el mejor congresista, cada minuto libre lo dedicaba a preguntarme sobre la realidad política de Medellín y Antioquia, siempre estudioso, curioso, insistente y terco en la busca del objetivo.

Compartimos la obsesión por la democracia entendida como el relacionamiento armónico entre Estado y empresas, como la colaboración respetuosa entre lo público y lo privado. Queremos Antioquia como a una niña mimada y consentida. Se que cuando recorre las vías 4G de Antioquia que su gobierno ha concluido, recita con la saciedad del deber cumplido mirando a su papa “Oh libertad que perfumas las montañas de mi tierra”. En su equipo de gobierno he sentido el esfuerzo para empujar y empujar sin cansancio la generación de empleo haciendo inventos impensables como el PAEF -plan de empleo para la formalización- la solución para proteger 4,1 millón de empleos en los anos de pandemia.

Su estilo de futbolista golero le ayuda armar la jugada con mesura, con discreción, con paciencia y persistencia. Así lo hizo con Hidroituango. Reconocemos y agradecemos su esfuerzo. Sígalo haciendo Presidente, necesitamos su persistencia hasta que se cumplan oportunamente los compromisos del gobierno nacional con las obras del túnel Guillermo Gaviria. La conexión del pacifico con el atlántico por mar 1 y mar 2 es otro golazo pendiente.

Recibir con tanto orgullo esta Orden de Boyacá me obliga hacer un homenaje a la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia. Entidad centenaria, que nació con el sueño de grandes lideres que concibieron una entidad cívica basada en valores éticos y solidarios “propender el desarrollo de los interés colectivos del comercio, las industrias y de la agricultura en las regiones de su jurisdicción, fomentar el turismo en beneficio del país y procurar la prosperidad de dichas regiones“. Así lo expresaron sus fundadores hace 117 años.

Han pasado dos guerras mundiales, periodos de violencia política, de guerrilla y paramilitarismo, de crisis y bonanzas económicas y hasta una pandemia y las entidades como las 57 cámaras de comercio del país siguen aún vigentes. Seguimos cumpliendo rigurosamente con la función delegada por el Congreso de la Republica para la administración de los Registros públicos buscando el progreso regional, la productividad y la formalización de las empresas de todos los sectores y tamaños.

Con claridad lo expresó Albert Schweitzer al recibir el premio Nobel de la Paz en 1952 “Según vamos adquiriendo conocimientos las cosas no se hacen más comprensibles, sino más misteriosas” Nos enfrentamos como instituciones y como ciudadanos a situaciones mas “misteriosas”. Pareciera que todos los escenarios que nos rodean hoy están inmersos en la confusión. Y no es solo por las redes sociales, es por la realidad insondable del cambio de necesidades que se generan con el desarrollo. Si, es que progresar es cambiar de problemas y tenemos muchos retos para avanzar en la anhelada paz con oportunidades para todos.

Defender la democracia y proteger a Colombia del populismo y las falsas promesas de la política engañosa es hoy más que nunca nuestra responsabilidad. ¡¡¡¡Todos tenemos que ser activistas contra la demagogia!!!! Usted ha entregado su juventud por nuestra amada Colombia. Ha demostrado con aciertos como el ingreso solidario y la educación gratuita, que SI se puede. Con las fuerzas militares ha entregado sus noches a la lucha contra el narcotráfico y la violencia.

Es responsabilidad nuestra mantener vigente la importancia de las empresas como instituciones que generan Equidad y desarrollo que trascienden más allá del interés de lucro de sus dueños. Los empresarios tenemos que seguir generando empleo y confianza en Colombia y sus instituciones y evidenciar con hechos y comunicaciones que SI lo hacemos.

Le confieso: estoy achantada y asustada al recibir la Orden de Boyacá. Mis méritos siempre serán insuficientes. En cada uno de los presentes y muchos ausentes, está la justificación a este homenaje: Los empresarios y sobre todo los microempresarios, los miembros de la junta directiva, mis compañeros del día a día, los amigos de hoy y los de siempre, los que están y los que no lograron llegar. Mi familia… tan grande, tan llena de matices, tan hermosa y presente. Con ellos he derrochado alegrías y juntos hemos armado los recuerdos y las nostalgias. Aunque las sillas de Papo, mi Mama y Jose Jaime están vacías. Nunca los olvidaremos a ellos les debo todo.
Como una casualidad o un regalo Divino, hoy es el primer encuentro de mis 4 nietas desde el 12 de marzo del 2020. Han sido 22 meses esperando este momento. Ha ningún colombiano se le debe olvidar jamás, que hoy nos estamos abrazando porque usted como Presidente de Colombia enfrento con fortaleza esta gran pandemia y ya su gobierno supero la meta de vacunados. Un motivo más de reconocimiento a la gestión de su gobierno.

¿Abuela, el presidente es una persona de verdad? Eso me preguntaron anoche cuando les conté que iban a estrenar vestido para una foto con el Presidente. Mientras suben María José, Julieta, Leticia y Eloisa, para la anhelada foto, reciba mi agradecimiento con un abrazo de quienes representan el futuro de Colombia
Como al inolvidable Gobernador Iván, a usted lo llevare en mi corazón con esta honorifica medalla de la Cruz de Boyacá.

Un comentario sobre «Lina Vélez: Unas palabras para la historia»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: